Espacios multifuncionales.

La multifuncionalidad de un espacio significa que este puede ser usado para distintos usos indistintamente. A diferencia de los espacios indeterminados, los espacios multifuncionales se diseñan para una cantidad limitada de usos previstos y predeterminados.

La multifuncionalidad implica que desde el diseño se determina cómo van a ser usados los espacios, es decir, la adaptabilidad proporcionada por espacios multifuncionales está muy condicionada por el diseño previo y deja poco margen de actuación al usuario.

Es una estrategia que está ligada a situaciones en las que el espacio es escaso y se quiere aprovechar al máximo. Algunos ejemplos pueden ser el de estar-comedor-cocina, dormitorios que integran el baño y áreas de trabajo, cocinas que integran zonas de encuentro y de comunicación con áreas de trabajo o de ocio.

Se considera una estrategia formal puesto que generalmente, para conseguir espacios multifuncionales hay que basarse en recursos como muebles, equipamientos o electrodomésticos que integran cada vez más funciones, es decir, se busca la proporción de adaptabilidad a través de una concepción técnica y constructiva

Es una estrategia que puede aplicarse por el usuario durante la fase de uso de la vivienda sin necesidad de un control externo, por lo que consideramos que es una estrategia de fácil aplicación.

Características.

A nivel constructivo y de diseño los espacios han de tener:

  • Superficie suficiente para el desarrollo de las distintas funciones.

  • Condiciones de iluminación, ventilación, dotación de puntos de consumo, suficientes para todos los usos programados.

  • Elementos (muebles, electrodomésticos...) y sistemas que sean capaces de integrar más de una función.

A nivel de gestión es necesario:

  • Información para el usuario relativa al funcionamiento de los elementos que permiten la multifuncionalidad de los espacios.

Comentarios

Entra o registrate para poder enviar comentarios
Masqueunacasa version 0d5211e9937b1024497cd6cc19f1e133e706ca25 . AGPL3