Método Livingston

Método desarrollado por el arquitecto argentino Rodolfo Livingston para la reforma de proyectos de viviendas unifamiliares. Se basa en una serie de técnicas participativas que permite definir colectivamente tanto las necesidades y deseos de los usuarios como la solución arquitectónica que mejor los resuelve.

El Método desarrollado por el arquitecto argentino Rodolfo Livingston para reformas o proyectos de nueva planta de viviendas unifamiliares proviene de su extensa experiencia con sectores de clase media, si bien puede adaptarse a otras situaciones.

El método organiza en una Hoja de Ruta una serie de encuentros entre el arquitecto y sus clientes -la familia al completo- destinados a deslindar la demanda manifiesta del cliente (su proyecto) de sus genuinas necesidades y aspiraciones (demanda latente). Para ello se vale de una serie de técnicas dialécticas, con las que va recopilando la información para construir los criterios del proyecto. Éstos toman forma en dos columnas de deseos y problemas, que Livingston llama “felizómetro/ sufrinómetro”, que servirán para evaluar las variantes. Las fases del método son las siguientes.

1. El Pacto
Explicación del método y acuerdo inicial.

2. Información del Sitio, el Cliente y los Recursos
La información del cliente se recaba mediante las siguientes técnicas y sus respectivos propósitos:

  1. El Proyecto del Cliente (PC): conocer la expresión de la reforma inicialmente pensada por el cliente;

  2. Más-Menos: conocer lo que más les gusta de la casa y lo que menos;

  3. Ejercicio fiscal: criticar al máximo la vivienda para desvelar sus defectos menos evidentes;

  4. Casa Final Deseada (CFD): para que emerjan aspiraciones que permanecieron ocultas porque se estimaban inalcanzables;

  5. La historia, de la casa y del hábitat familiar. Sirve para entender la casa en su estado actual e indagar preferencias de los usuarios;

  6. La familia: permite conocer las necesidades de cada habitante, incluidos los temporales;

  7. Sitio actual: permite conocer cómo se habita la vivienda actual.

3. Creatividad y desarrollo de variantes
Livingston divide la etapa creativa en Creación de campo, Fuegos artificiales y Sensatez, y ofrece una serie de pistas metodológicas.

4. Presentación de Variantes
Se explican las variantes a la familia y se confrontan con el felizómetro/ sufrinómetro. De ese modo enfrenta al cliente con su propio discurso y no con el del arquitecto, que se convierte en catalizador del proceso.

5. Ajuste Final
Se introducen ajustes a la opción elegida y se define el anteproyecto final.

A continuación se repite el proceso para los detalles, acabados e imagen general.

Para la fase de ejecución Livingston entrega un Manual de Instrucciones con los planos y detalles junto a cintas de audio que ofrecen información complementaria.

Comentarios

Entra o registrate para poder enviar comentarios
Masqueunacasa version 0d5211e9937b1024497cd6cc19f1e133e706ca25 . AGPL3