El barrio y las mujeres

El barrio es un espacio de proximidad que se encuentra entre la ciudad y la casa, es decir, se trata de un lugar intermedio caracterizado por un cierto anonimato, en el que a la vez priman las relaciones sociales. Se trata en la mayoría de las ocasiones de un lugar de socialización y de encuentro. En este espacio suelen ubicarse los colegios a los que acuden los niños, los centros de salud y espacios de ocio como gimnasios y parques. Además, acostumbran a ser zonas de participación a través de reuniones o para cuidar de forma colectiva a los niños/as y mayores, o escenario de proyectos comunes como huertos comunitarios o talleres.

Socialización

La importancia de la existencia de este nivel intermedio está en la centralidad del intercambio y la participación en la vida cotidiana de la mujer. Poder compartir experiencias, gozar de un espacio de confianza cercano al hogar facilita el desarrollo de tareas y juega en favor de una mayor protección frente, por ejemplo, la violencia machista en el hogar. Asimismo, disfrutar de espacios intermedios permite que los niños/as y mayores tengan un lugar donde jugar o distraerse, sin tener que quedarse en casa ni tener que hacer un largo trayecto para ello. Estos espacios contribuyen a la sensación de seguridad que se mencionaba anteriormente, y tejen redes de solidaridad vecinal que pueden servir de apoyo mutuo ante cualquier contratiempo o problema personal o común. Los lugares intermedios permiten hacer reuniones informales o asambleas vecinales, sobre la gestión comunitaria o incluso de participación política

Diseño de espacios

Diseñar barrios desde una concepción que atienda las necesidades de las mujeres significa priorizar plazas, mercados, centros cívicos y calles peatonales. Se trata de promover que los niños/as pueden jugar con tranquilidad, sin el peligro de los coches o motos, y en los que las personas mayores puedan también salir a pasear y relacionarse sin necesidad de consumir. La presencia de bancos o sillas en las que sentarse a conversar, de lavabos públicos, de juegos infantiles que agudicen el ingenio son elementos básicos.
Por otro lado, también algunos edificios cuentan con espacios comunitarios o pequeños jardines que sirven asimismo de espacios de encuentro entre los vecinos, a pequeña escala. Es importante que estos lugares cuenten con sitios para guardar los carritos de la compra o de los bebés, así como de bicicletas. Estos espacios comunitarios pueden albergar reuniones, juegos de niños o incluso huertos comunitarios.

Comentarios

Entra o registrate para poder enviar comentarios

Faltan algunas traducciones para este contenido, ¿te animas a echar una mano?

Experiencias relacionadas:

Hola! para poder añadir y editar contenido y dejar comentarios y consultas debes registrarte antes. Usa tu mail y pon una contraseña y ¡ ayúdanos a ampliar esta base de datos colectiva !

Crea una cuenta
Masqueunacasa version 0d5211e9937b1024497cd6cc19f1e133e706ca25 . AGPL3