Cooperativa de viviendas Trabenco

“Era 1966-67, y hacía varios años que teníamos funcionando una cooperativa de producción, Coopozo, una empresa de construcción gestionada en régimen de cooperativa, cuando nos cedieron unos terrenos en Entrevías. Fue entonces cuando, a la vista de las dificultades que existían en aquel momento para acceder a una vivienda, nos planteamos crear una cooperativa y admitir socios para la puesta en marcha de la misma. Así nació Trabenco.” entrevista a Fernando Elena de Luis Pumares Puertas

El origen

COOPOZO, una pequeña pero ambiciosa constructora cooperativa, creada en 1956, recibe la oferta de importantes terrenos públicos en Entrevías, un barrio de inmigrantes al sudeste de Madrid.
Y decide ensayar un método para resolver un viejo problema de la teoría cooperativa: poner de acuerdo intereses de productores y consumidores mediante una fórmula que sustituya el mercado, nunca perfecto. De paso se racionalizaba la economía introduciendo la planificación.
Y se constituye TRABENCO, (trabajadores en cooperativa) que va a agrupar a los usuarios (consumidores) de las viviendas que se puedan construir sobre aquellos terrenos.

Como no parece lógico que se beneficien ellos solos - los 500 primeros en llegar - del buen precio de los mismos, decidimos que la cooperativa de viviendas sea de duración indefinida: no transmitirá sus socios la propiedad. Nosotros, para facilitar la comprensión, hablábamos de arrendamiento, para lo que ahora se llama cesión en uso.

Además, así COOPOZO, colaborando con ella, se asegurará un trabajo honesto continuo, el problema estructural primario de una constructora con sus socios trabajadores.

Constituida formalmente TRABENCO, los representantes de ambas entidades forman un organismo planificador de sus actividades con amplias facultades. El órgano es paritario y el arquitecto autor del proyecto le tocará dilucidar los probables empates. Los planes se someterán a aprobación de las juntas generales de ambas cooperativas.
Para disminuir las tensiones, los excedentes de COOPOZO que no procedan del trabajo de sus socios se destinarán al Fondo de Reserva, por definición, irrepartible.

El precio más bajo de viviendas similares en el mercado, constituirá el límite de las posibles ”ambiciones” bajistas de TRABENCO, que también contará con un importante Fondo de Reserva para acoger los posibles excedentes.
Y empezamos a funcionar: Las promociones de encadenan, pues así lo exige el trabajo de COOPOZO. La de Entrevías, de más de 500 viviendas sobre los terrenos públicos, resulta de muy buena calidad y precio y permite llenar inmediatamente otra, de 90 viviendas, en el barrio de Aluche, al tiempo que se participa en una Junta de Compensación en Leganés (un macropueblo a 15 km de la Puerta del Sol), que proporcionará terrenos para otras 500 viviendas.
En este caso, el proyecto se adjudicará a un grupo de seis arquitectos que también sueñan en un trabajo colectivo. Todos los proyectos son de edificación abierta, pero con espacios semicerrados que configuran patios ajardinados donde funcionarán las fases organizativas de la cooperativa.

Pero en los dos años transcurridos, socios de las aun non-natas Comisiones Obreras, tentadas por un colectivo inquieto y muy numeroso, se preparan para sustituirnos en los órganos rectores de TRABENCO. Para lograrlo agitan la bandera de terminar con el arrendamiento y prometen las escrituras individuales...
Y cuando se han de adquirir los terrenos de la cuarta promoción, también en Leganés, las Juntas Generales se niegan a que “sus” terrenos garanticen con hipoteca los nuevos.

Se constituye ya una nueva cooperativa de viviendas para construirlos, los disidentes se hacen cargo del Consejo Rector que me destituye como Director, y se modifican los Estatutos para renunciar a nuestro peculiar régimen.
Desde entonces la cooperativa sigue existiendo con gran autonomía de las tres fases y, eso si, utilizando las rentas de los locales comerciales para hacerse cargo de los gastos comunes y creando, con el Fondo de Obras Sociales el Colegio TRABENCO, un modelo de nueva pedagogía creadora y democrática.

Texto: Fernando Elena

Localización

Comentarios

Entra o registrate para poder enviar comentarios

Faltan algunas traducciones para este contenido, ¿te animas a echar una mano?

En esta experiencia se han aplicado las siguientes propuestas:

Hola! para poder añadir y editar contenido y dejar comentarios y consultas debes registrarte antes. Usa tu mail y pon una contraseña y ¡ ayúdanos a ampliar esta base de datos colectiva !

Crea una cuenta
Masqueunacasa version 0d5211e9937b1024497cd6cc19f1e133e706ca25 . AGPL3